Refranes – La primavera y las golondrinas

Como ave migratoria que es, la golondrina (Hirundo rustica) pasa los inviernos en el sur y los veranos en el norte, por lo que es habitual empezar a ver su carita roja en primavera. Al acercarse el verano, su número ya es abundante, por lo que en español decimos que «una golondrina no hace verano», del mismo modo que sucede en inglés y portugués (one swallow does not make a summer | uma andorinha só não faz verão). Sin embargo, en francés no hablan de verano, sino de primavera (une hirondelle ne fait pas le printemps), al igual que en italiano (una rondine non fa primavera) y, en alemán hablan tanto de primavera (eine Schwalbe macht noch keinen Frühling) como de verano (eine Schwalbe macht noch keinen Sommer).


Pero ¿por qué en unos países hablan de primavera y en otros de verano? La respuesta está en la etimología: «una hirundo non facit ver». Antiguamente, el año se dividía en cuatro partes: «ver, aestas, autumnum e hiems», periodos que no coincidían con los nuestros actuales. Sin embargo, en el latín vulgar existían cinco estaciones: «prima verem, tempus veranum, tempus aestivium, tempus autumnum y tempus hibernum» que en castellano medieval pasaron a denominarse «primavera, verano, estío, otoño e invierno». Tanto salto temporal y terminológico dio lugar a que algunos tradujesen ese ‘ver’ como verano y otros como primavera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s