Febreiro – Febrero 2017

02-02-01-calendario-avelaiona

Empezamos nuevo mes y, para terminar con el idioma chino, le dedicamos el calendario de hoy.

Al igual que veíamos en enero con los meses en finés, los meses del año en chino también hacen referencia a las lunas.

Así, enero es el primer mes lunar o la «primera luna»: 一月(yī = uno,  yuè = luna)
Febrero es el segundo mes lunar o la «segunda luna»: 二月(èr = dos,  yuè = luna)
Y así sucesivamente:
Marzo (tercera luna): sān yuè 三月
Abril (cuarta luna): sì yuè 四月
Mayo (quinta luna): wŭ yuè 五月
Junio (sexta luna): liù yuè 六月
Julio (séptima luna): qī yuè 七月
Agosto (octava luna): bā yuè 八月
Septiembre (novena luna): jiŭ yuè 九月
Octubre (décima luna): shí yuè 十月
Noviembre (undécima luna): shí yī yuè 十一月
Diciembre (duodécima luna): shí èr yuè 十二月

Como ya sabéis, en la segunda luna nueva tras el solsticio de invierno boreal ―el pasado 28 de enero―, los chinos celebraron la entrada al año nuevo 4715.

De regalo, podéis descargaros aquí el calendario que me he preparado para la oficina este mes.

Xaneiro – Enero 2017

01-perfil-avelaiona

Arrancamos un nuevo año y esta Avelaiona cumple ya tres añitos.

Tres años que me han enseñado mucho sobre el mundo y sobre mí. Tres años en los que he disfrutado como nunca de esta profesión. Tres años junto a clientes maravillosos que tienen siempre una palabra amable y cuyos valores respeto y comparto. Tres años en los que he trabajado con traductores muy especiales sin cuya labor no podría abarcar todos los proyectos y combinaciones de idiomas que los clientes solicitan.

Hace tres años alguien me dijo que todo iba a ir bien. Llevo doce años ganándome la vida con esta profesión, pero, precisamente hoy, hace tres años que tengo el mejor trabajo del mundo.

Y, si sois como yo y necesitáis tener siempre un calendario a mano, AQUÍ os dejo el que me he preparado para la oficina este mes.

Un abrazo y ¡Feliz 2017! 🙂

 

De «chutneys» y celebraciones varias

dipavali-avelaiona

Aprovechando que soy una enamorada de la cocina india y que estos días se celebra el Dipavali (Diwali) en mi querida isla de La Reunión, una preciosa celebración hindú de la victoria de la luz sobre la oscuridad, del bien sobre el mal o del conocimiento sobre la ignorancia (pinchad en este enlace si queréis conocer más acerca de esta celebración en mi isla bonita: http://www.reunion.fr/decouvrir/immersion-culturelle/des-evenements-incontournables/le-dipavali), hoy os dejo con unas recetas de «chutney» (o ‘chuni’, como ya he oído a alguno por ahí… ¡Olé!) 😉

El término inglés procede del hindi «चटनी» («caṭnī», «chatni»), que podría interpretarse como «lamer» o también «triturar» (aunque para el Larousse Gastronomique significaría «especias fuertes» o_0) y hace referencia a una confitura agridulce y especiada elaborada con frutas o verduras cocidas en vinagre (en realidad, el vinagre sería un añadido de los británicos en la época colonial y las recetas puramente indias rara vez lo emplean).

Aquí os dejo algunas recetas de Anjeev Kapoor (en inglés): http://www.sanjeevkapoor.com/Festival/9-must-have-chutneys

Aquí una receta de temporada con calabaza (para el «Samaín» ;)): http://gastronomiaycia.republica.com/2011/12/02/hoy-cocinas-tu-chutney-de-calabaza/

Y aquí muchas más en español: https://cookpad.com/es/buscar/chutney

No sé a vosotros, pero a mí me ha entrado un poquillo de «gusa» con las imágenes, así que, aprovecho que la mañana está bastante tranquila y me voy a tomar un cafelito al sol.

¡Feliz jueves, ‘meus reis’, y feliz día a todos los correctores de textos! 🙂

La «fashion week» y el «cacao» terminológico

06-2 Terminología de la moda

¿Sabíais que el término «charol» procede del portugués «charão» que, a su vez, lo tomó del chino «chat liao» y que literalmente significa «material que barniza»? ¿O que las «cruise collections» eran colecciones de ropa de temporada que se diseñaba para los millonarios que se iban de crucero a zonas más cálidas cuando llegaba el invierno en sus países de origen?

Seguramente habréis empleado el término «charol» infinidad de veces, pero no os habréis parado a pensar en que vuestra camiseta de rayas, esa de estilo marinero, forma parte de una «cruise collection».
Pues, un año más, finalizada la MBFWM y después de traducir diferentes textos sobre el tema, solo me queda insistir en la rabia que me da el abuso de extranjerismos para referirnos a términos ampliamente reconocidos ―que no usados― en nuestro idioma.

Pero como esta empieza a convertirse en una batalla perdida, ya que son, en muchas ocasiones, los clientes quienes insisten en utilizar dicha terminología, al menos deberíamos preocuparnos por conocer bien su significado para emplearla correctamente ―algo que no siempre ocurre― y, si os gusta la etimología tanto como a mí, buscar su origen.

Y para ello nos puede echar una mano la Fundéu, que tiene diferentes glosarios sobre el tema:
http://www.fundeu.es/…/uploa…/2015/03/glosarioModaFundeu.pdf
http://www.fundeu.es/…/moda-extranjerismos-con-equivalente…/
http://www.fundeu.es/noticia/diccionario-de-la-moda-2977/

¿Asistiremos algún año al renacer de palabras olvidadas de la moda como «chanclas», «mallas», «ganchillo» o «lentejuelas»? Como dice mi madre: ¡todo vuelve! 😉
¡Feliz tarde!

«Un día de perros»

05-1 Temps a ne pas mettre un chien dehors

Si vivís por el noroeste peninsular, ya os habréis dado cuenta de que no está el tiempo como para asomar la naricilla por la puerta, porque hace un día de perros o, como dicen en francés, «un temps à ne pas mettre un chien dehors» (vamos, un tiempo para no sacar al perro).

Curiosamente, el origen de la expresión «un día de perros» hacía referencia al calor sofocante y no al mal tiempo. En la Antigüedad (aunque con la «precesión de los equinoccios» ahora ocurre más tarde), la estrella Sirio, la más brillante del firmamento y perteneciente a la constelación de Canis Maior (Can Mayor), se podía ver al amanecer en los meses más calurosos del año, por eso se asociaba su aparición con el calor abrasador o «canícula» (de «can» = «perro»).

Así que ya sabéis, si tenéis que salir a la calle, coged el paraguas y un buen impermeable y, por favor, tened mucho cuidadín con el mar, que el oleaje es precioso pero muy puñetero.

¡Buen martes!

8/2/16 – Monday, Monday…

05 Monday Monday

Monday, Monday…

Después de unos días a un ritmo frenético, con bastante trabajo, algunos cambios en las conexiones, reuniones y planificaciones varias, por fin he podido parar, respirar un poco y retomar el impulso para empezar la semana con las pilas cargadas.

Así que vamos a afilar los lápices, poner un poco de música, preparar una taza de café y empezar la traducción de un par de folletos turísticos llenos de imágenes que te hacen soñar con lugares encantadores.

¡Que tengáis muy buena semana! 🙂

¡Feliz día de las «crêpes» y de la marmota!

04-1 Febrero Chandeleur

Hoy, 2 de febrero, en muchas zonas de nuestro país se celebra la fiesta de la Candelaria (vaya por delante mi felicitación a todas las Candelas). Pero, además, en Francia es un día especial, ya que es el día de las «crêpes», y ¡a quién no se le hace la boca agua pensando en una deliciosa «crêpe suzette»!

Si vosotros tampoco podéis resistiros y tenéis el día «cocinillas», os dejo abajo un par de vídeos (en francés y español) con la receta más internacional de todas.

Además, seguro que muchos habéis oído hablar de la marmota Phil de la localidad estadounidense de Punxsutawney (en Pensilvania), que hoy saldrá ―o la sacarán― de su madriguera para que pueda predecir si el invierno será largo o no. En Francia (como aquí), sin embargo, pasan de marmotas y se fían más del cielo: «En la Candelaria, el invierno queda atrás; pero si no ha nevado y quiere nevar, el invierno aún tiene que empezar».

Así que ya sabéis, si queréis saber si es hora ya de guardar el abrigo (si es que alguna vez lo habéis sacado del armario este invierno), echad una ojeada por la ventana.

¡Buen martes y deliciosas «crêpes» para todos! 🙂

Receta de «crêpes Suzette» en francés: https://www.youtube.com/watch?v=EpKfM5q8cQo

En español: https://www.youtube.com/watch?v=gX1W7io0Imo

Enero – Gestiones para empresas que quieren trabajar con el extranjero

03-1 Enero-FINAL Internacionalización

A puntito estamos ya de finalizar el mes de enero y, en la oficina, el teléfono está que echa humo.

Porque no solo de traducción vive el hombre, estas semanas esta Avelaiona ha estado enfrascada en interpretaciones telefónicas, consultas a embajadas y otras instituciones para ayudar a gestionar la tramitación de la documentación necesaria de unos clientes que necesitan enviar a sus delegados al extranjero.

Parece que algunas empresas han empezado fuerte el año y apuestan por ampliar horizontes (eso está muy bien); además acuden a traductores e intérpretes humanos para asegurarse de que se hace lo mejor posible para que no se produzcan errores de comunicación (lo cual está todavía mejor 🙂 ).

Mucha suerte a todas ellas en esta nueva etapa (siempre digo que la globalización, bien entendida, es una fuente de riqueza, económica y cultural, para todos) y ¡que viva la internacionalización! 🙂

Refrán – Enero

01 Refrán enero

«Un buen campo de ajos se planta con la luna de enero»

Estrenamos nuevo año de refranes y lo hacemos de la mano de las lenguas minoritarias, esas que tantas veces parecen ignoradas por todos y que tan importantes resultan para enriquecer la cultura de los pueblos.

Como esta Avelaiona lleva en su ser (y en su nombre) el amor por las lenguas minoritarias, vamos a empezar el año con un dicho corso ―una lengua hablada en la isla de Córcega y el norte de la de Cerdeña y emparentada con las lenguas del centro de Italia― que reza así: «un bèllu agliaghju si pone â luna di ‘Jinnaghju» (un buen campo de ajos se planta con la luna de enero).

Si entre vuestros propósitos de año nuevo está estudiar alguna lengua minoritaria y queréis empezar por la corsa, aquí tenéis un par de páginas interesantes:

http://www.parlamicorsu.com/

http://langue.corse.free.fr/sommaire.htm

Y que todos vuestros propósitos de este mes, al igual que los ajos plantados, den sus frutos a lo largo de este 2016.

¡Feliz martes! 🙂

Anafre

Ya vienen los Reyeeees
por el arenaaaal…

Ya casi hemos puesto el remate a las Navidades (¡oooooh!) y ya no nos queda más que esperar la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar para despedir las fiestas hasta el próximo mes de diciembre.

Y, para ponerle el broche lingüístico a estos días festivos, hacemos una última parada navideña en uno de los villancicos más conocidos ―el «Rin, rin»― para aclarar un término cuyo significado seguro que más de uno se habrá preguntado alguna vez (y me incluyo): el anafre o anafe.

Dice el villancico:

Hacia Belén va una burra, rin rin,
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo yo me lo quité,
cargada de chocolate.
Lleva su chocolatera, rin rin,
yo me remendaba, yo me remendé,
yo me eché un remiendo yo me lo quité,
su molinillo y su anafre.

Y dice la Real Academia Española:

Anafe (del árabe hispánico «annáfih» y este del árabe clásico «nāfiẖ»): hornillo, generalmente portátil.

Así, ya nos queda claro que la pobre burra va cargada de chocolate, un molinillo para batirlo y un anafre para calentarlo; aunque seguiremos sin saber muy bien a qué viene el remiendo, ni por qué se lo echó y se lo quitó el susodicho (pero las canciones populares están repletas de expresiones y «palabros rarunos» que difícilmente llegaremos a comprender en su totalidad).

Ahora sí, despedimos las fiestas y el jolgorio navideño y, si os habéis portado bien, esta noche no recibiréis carbón.

¡Felices Reyes a todos! 🙂